Mantenimiento para tu moto.

Escrito por MantenimientoDeMotos 17-04-2018 en reparación de motos. Comentarios (0)

Las motos, como cualquier herramienta, necesitan un mantenimiento diario, tanto en casa, como en vuestro taller de motos de confianza. Cuidar tu moto es cuidar tu propia seguridad, así que no tienes excusa para que la tengas siempre a punto. Es importante que lleves un mantenimiento y revisiones constantes. A continuación, te detallamos algunos de los aspectos que deberás tener en cuenta para tener tu moto en perfectas condiciones.


Es muy importante que tengas especial cuidado de su limpieza. El polvo, la arena y la tierra contribuyen al desgaste del vehículo. Además, si tu moto está limpia, podrás ver si hay algún deterioro, avería, o cualquier cosa fuera de su sitio.

La cadena, las luces y los neumáticos de la moto también deben ser comprobados diariamente, como mucho, cada semana. Una buena presión del aire y un óptimo hinchado de las ruedas, evitarán cualquier susto en la carretera.

Las luces delanteras y traseras siempre deben estar en buen estado, sin ningún fallo y alumbrar completamente.

El aceite: En la mayoría de las motos es muy sencillo comprobar el nivel del aceite del motor, aunque cambiarlo ya exige mayor experiencia. Hay dos sistemas principales para comprobar el nivel del aceite: o por ojo de buey o por varilla. El primero se trata de una ventanita redonda de cristal donde vemos hasta dónde llega el aceite y el segundo una varilla, normalmente unida al propio tapón, que indica el nivel al introducirla limpia y sacarla de nuevo, viendo hasta dónde se ha manchado de aceite.

Los frenos: Si tu moto cuenta con frenos de disco deberás controlar el nivel de los líquidos mirando los depósitos, así como que el circuito no tenga pérdidas. Si es de tambor regula la tensión del cable hasta que el tacto y la frenada sean los adecuados. Exactamente igual pasa con los embragues, tanto hidráulicos como mecánicos por cable. En un freno de disco podrás controlar fácilmente el desgaste de las pastillas, hazlo con cierta regularidad para no dañar los discos.

El líquido refrigerante: si el motor de tu moto se refrigera mediante líquido y no por aire es importante comprobar el nivel del líquido refrigerante. Deberás ver que el nivel en el vaso de expansión se encuentra entre el máximo y el mínimo. Con experiencia se puede rellenar y sustituir fácilmente en casa, pero recuerda que nunca debes abrir el tapón del radiador en caliente, podrías sufrir graves quemaduras